Aclaraciones

Vamos a aclarar un poco las cosas que están demasiado turbias, entre tanta mentiras, neolengua y demás cortinas de humo.

La BANCA GENOCIDA quebró en 2008.

¿Por qué?

Porque se le había delegado la potestad de crear dinero y se había ido a las nubes, especulando a razón de un coeficiente de caja de 1 a 1000, mínimo.

Esto del coeficiente de caja no es más que comprar con 3 euros algo que vale tres mil.

Y así, se encontraron en 2008 con las hipotecas NINJA (No Income, No Job or Assets).

Vamos que ni trabajo, ni entradas de dinero o cualquier tipo de asientos bancarios.

Quebraron Fannie Mae y Freddi Mac. Ambas compañías habían convertido las hipotecas que concedían, en productos bancarios envueltos en otros activos más solventes.

Y los vendieron a lo largo y ancho del planeta.

Habían dispersado basura por todo el sistema financiero mundial.

Claro, los bancos quebraron.

Pero he ahí que, como todos son “tan grandes para caer”, se rescataron en todo el mundo.

Excepto Lheman Brothers.

Alguien dirá algún día porque Bush, o más bien quienes le manejaban, dejaron en la estacada a los hermanos Lheman.

Y se desató el tsunami.

Un negocio como el bancario, basado en la confianza, falló estrepitosamente.

Y ¿a qué se dedicaron los rescates? Pues por NECIO que parezca, no a tapar agujeros, cráteres más bien, sino a especular con los bonos de los estados más débiles.

Todo ello poniendo como máximo una milésima parte del dinero que se mueve en los “mercados”.

Grecia cayó.

Y fueron sumando piezas: Portugal e Irlanda.

Después, a por España.

Aclaro. Rescate es el salvamento a bancos en ruina, para que refloten con la sangre y sudor de la ciudadanía, vía impuestos y desmantelamiento de lo público.

Pues bien, en nuestro caso, era imposible un rescate a país sin hundir a la Unión Europea.

Los países “rescatados” hasta entonces, tenían una economía muy pequeña.

PIBs muy bajos.

El de España: un billón de euros.

Hacerlo así significaba el reconocimiento implícito de la quiebra de la UE y su euro.

Se inventaron entonces el rescate a las cajas, lideradas por CajaMadrid/Bankia.

No sabemos cuánto más se le ha dado a TODO el sistema financiero español, vía FROB (Fondo de Reestructuración Bancaria).

En teoría, para garantizar depósitos.

Pero para los depósitos poco.

La cabra tira al monte y la BANCA GENOCIDA a especular.

En Europa, una UE que no es más que un lobby bancario, no pasa los llamados estrés-tests ningún banco.

¿Qué hacer?

Aquí entra Draghi y su BCE.

Le da la hoja excel y financia a los bancos para que hundan a ciudadanos europeos.

Todo en estricto secreto: no sabemos qué bancos han ido a capitalizarse en las sucesivas inyecciones de capital en forma de programa LTRO (Operaciones de Refinanciación a Largo plazo).

No basta.

La cabra sigue tirando al monte.

Y así hasta llegar a hoy, cuando las bolsas mundiales están cayendo.

No sé si será un nuevo jueves negro como el que precedió al martes ídem, el 29 de octubre de 1929.

Han salido de todas con más dinero cíber que ni imprimen.

Va Draghi, se mete en una hoja excel y crea tropecientos millones de euros.

La cosa no funciona.

Desde junio, ha ido inyectando 400.000 millones al mes a banqueros CRIMINALES, que se han dedicado a inflar burbujas en la bolsa, como en el 29, y a comprar bonos estatales.

Por eso bajaron.

Pero hay que pagar las rentas a los inversores; rentas que se pagan con todos los impuestos que pagamos.

Todo lo que obtiene el estado de los impuestos al trabajo y el IVA e indirectos en general, ésos que no miran si tiene o no tiene quien ha de pagarlo, va a la BANCA CRIMINAL.

El resto, hasta para pagar la luz de los ministerios, se pide a los “mercados”.

Sí. Los “mercados” son la BANCA EN LA SOMBRA O A LAS CLARAS, que gestiona fondos de inversión privados, con una opacidad extrema.

La misma que hace que no sepamos qué bancos han chupado más de nuestro dinero, el dinero de los europeos, gracias a la dadivosidad de Draghi, antiguo hombre de oro.

Draghi tira con pólvora del rey.

Vamos, que ni es suyo ni nadie le pide cuentas.

Ésta es la gran estafa.

Draghi le da nuestro dinero a la BANCA GENOCIDA y ésta nos lo presta.

O sea, nos presta NUESTRO DINERO.

De locos.

Y dice José Carlos Díez que lo de no pagar la deuda está bien, pero hay que pensar en el día siguiente: ¿quién nos prestará p’a el sueldo de la Mato?

Un suponer.

Nos llaman idiotas a toda hora.

Punto primero:

Los mercados no tendrían ni un céntimo, de dinero cíber claro, si no le regalase Draghi lo que es nuestro.

Estarían oficialmente MUERTOS.

Así que al día siguiente de una moratoria unilateral en el pago de la NO DEUDA, si el BCE sigue dándoles más cíber, España puede imprimir pesetas respaldadas por el trabajo ciudadano.

Lo único real es el trabajo y el dinero obtenido con él.

Lo demás convencionalismos.

¿Cuánto valen las placas solares?: una miseria.

Pues a construir placas solares y a dar trabajo, que pagaría el estado con pesetas REALES porque respaldarían la realidad: energía solar.

Y este país tiene riqueza que intercambiar entre nosotros y entre europeos.

Sólo es una idea.

También se podrían restituir a los funcionarios despedidos…

Trabajo hay. Pero nos quieren parados, con hambre y enfermos.

Como en África.

Un pueblo así no puede defenderse.

Y así nos quieren.

Pero hay alternativas. Y manantiales de puestos de trabajo donde no quieren invertir.

¡Ah! Y con sueldos y salarios dignos.

Punto segundo:

José Carlos Díez ha dicho hoy en Al Rojo Vivo que el mercado laboral de Ecuador es de miedo.

Parece que no haya vivido en Estados Unidos o no haya pisado tierra: es el modelo laboral que rige en todo el planeta salvo esclavitud, que hay muchísima.

En todo el mundo, incluido USA, hacen jornadas semanales interminables; no hay más que 10 días de vacaciones al año; y, por supuesto, no hay pensiones ni seguridad social.

Esto lo teníamos sólo los europeos.

Hasta que cayó el muro de Berlín y con él todos nuestros derechos.

No sé, ya dije, si esto es un jueves negro que precede al fatídico martes, de dónde puede que no salgan.

Como cada vez los estados recaudan menos, BANCA CRIMINAL no puede pagar los intereses prometidos a sus clientes.

Y cae todo su SISTEMA.

No tiene arreglo.

Y están muertos de miedo.

Yo lo estaría.

Me habría estallado todo el aire de la burbuja planetaria en la cara.

¿Deudas?

¿Deudas? No. Más bien expolios, genocidios, terrorismo del Capital a través de su banca.

Nada es nuevo bajo el sol. Cambia un poco de apariencia; o de nombre. Pero sigue siendo lo mismo: esclavitud a la que somete el fuerte al débil. Una esclavitud que se ha hecho en todos los tiempos conocidos y en todo el planeta.

Europa occidental ha sido desde 1945 una isla, no un continente. Gracias a nuestras fronteras comunes con el Este, hemos disfrutado de lo que han carecido en todo el resto del planeta, incluidos los Estados Unidos: sanidad, educación, servicios sociales, convenios laborales, pensiones…

Sí. Ni siquiera en Estados Unidos tienen ni han tenido jamás nuestro estado del bienestar.

Y lo hemos tenido porque el papel que el Capital nos asigno a los habitantes de la UE, era el de consumidores de todo lo que producía el planeta.

Mientras tanto, nosotros, los europeos, nos considerábamos los mejores y mirábamos con desprecio al primer y segundo; desprecio a continentes enteros a los que atribuíamos falta de la cultura y civilización que tenemos en el viejo continente.

No sabían ni poner orden en su casa y nos debían mucho dinero.

Era y sigue vigente hoy en día, la llamada deuda externa contraída por países de esas otras zonas del mundo con el Capital occidental.

Pero, ¿qué es la deuda externa?

Ni más ni menos que la inversión de los muchos excedentes de riqueza acumulada por el Capital del primer mundo en el tercero.

El Capital, cuando acumula mucho, se dedica a “invertir” en los países/regiones subdesarrollados, en vías de desarrollo, o emergentes.

La jerga es lo de menos.

La utilizo consciente de que ninguna palabra se corresponde con la realidad.

Lo peor es que los europeos la hicimos nuestra, y con ellas todo el paquete.

¿No suena lo de “invertir”?

A mí todo: es un patrón de esclavitud que han aplicado en todo el planeta.

Excepto en Oceanía: allí todo el mundo, o casi todo, es blanco, anglosajón y protestante.</span></span>

A los habitantes nativos los exterminaron casi por completo: quedan muy pocos.

Excepto en la Polinesia.

De manera que en ese continente casi no hubo colonialismo.

En su lugar hubo exterminio, muy del mundo anglosajón.

Sólo recuerdo Tahití, el archipiélago aún hoy francés, con quien el presidente socialista de la república, Paquito Mitterrand, tuvo el “gran detalle” de lanzarles una bomba nuclear en sus aguas. Eso sí, de fabricación gala.

Asia sí fue colonizada al modo tradicional: baste recordar Indochina (Francia); Macao, Goa y Timor (Portugal); India (Reino Unido). Y Filipinas, en honor a Felipe II, en cuya época fueron sometidas.

Seguro que me dejo mucho. Pero no pretendo hacer un ensayo de Historia Económica sino divulgar.

El resto de ese inmenso continente permaneció sin yugo con metrópoli alguna.

De Derecho, que no de hecho.

Las guerras imperialistas fueron el instrumento que puso a sus élites del lado del Capital occidental.

Cuando tuvieron ambiciones propias, como por ejemplo Japón, invadieron China.

Sí. El mismo gigante asiático que inventó la pólvora; pero como tras su muralla las diversas dinastías de emperadores se consideraron siempre invencibles, no la emplearon para la guerra.

Así, la pólvora descubierta tardó siglos en usarse como arma. La destinaron al ocio de los poderosos: fuegos artificiales.

Todos los imperios se creen eternos e invencibles. Y todos caen.

Cuando acaba el colonialismo en el mundo, se impone otro: el de la deuda.

El primero ya había allanado el camino: dividir a los pueblos, fomentar ideas de superioridad en castas realmente malignas, y mantener el estatus del estado colonial.

De este modo, cuando se fue dejó a buen recaudo sus intereses: puso en el poder a esos seres, fantoches papanatas en muchísimos casos, a quienes enriqueció enormemente, a expensas de sus gentes, verdaderos dueños de su tierra y sus riquezas.

Y el Capital se dedicó a untar a criminales y financiar obras públicas. ¿Suena?

En muchos casos occidente no se cortó ni un pelo: construyeron muchas carreteras que sólo van a los palacios de verano/mansiones de los títeres cómplices de los genocidas, genocidas también.

A cambio, los reyezuelos o tiranos impuestos, daban a Occidente concesiones a troche y moche.

Ni qué decir que estos canallas recibían muchos dólares y muchas armas para masacrar a sus gentes o a las vecinas.

Nada es suficiente para el don de la avaricia que concede el dios del dinero.

Naturalmente, todo se cargaba en la cuenta de la deuda externa.

Y se iba cobrando a costa de la miseria de los ciudadanos asiáticos.

Pero partir de la década de los 70 del siglo XX, el Capital incrementó los intereses a pagar por estas “financiaciones”, y su pago se tornó en una piedra tal como la de Sísifo.

Se contraían nuevas deudas para pagar sólo intereses. Reglas del Capital claro.

Aunque lo pagado ya hubiera satisfecho con mucho el préstamo inicial, éste nunca bajaba.

Al revés: subía y sigue subiendo.

De hecho, aún hay deuda externa hoy en día en una inmensidad de países asiáticos.

Nunca, que yo recuerde, se hizo ningún concierto por Asia. Aunque la pobreza, miseria, hambre y demás, no desmerecen en modo alguno la que padeció y padece África.

En este continente fue más de lo mismo. Baste recordar los fastos de la coronación del emperador Bokassa. Y la asistencia a ellos de mucha crème de la crème de occidente.

Sólo voy a recordar a Valery Giscard d’Estaing, quien se vio envuelto en un escándalo de menor tamaño del que por justicia tendría que haber tenido: los diamantes que le regaló el sanguinario Bokassa.

Me parece que Giscard estuvo en el banquete. El menú, se dijo, incluyó carne humana infantil; se supone que los niños serían bien tratados en sus últimos días u horas, para tener el exquisito buen sabor del que se habló.

Creo que fue una realidad más que una leyenda urbana. No interesa que sea oficial: muchas casas reales enviaron representación. Incluso reales y reinantes.

Los británicos también tuvieron, sino emperador, su último rey de Escocia en Ruanda: Idi Amín Dadá.

No sé si éste ser comió niños, pero no desmereció en absoluto a Bokassa.

Todos los líderes africanos han sido de la misma calaña. Más o menos como sus homólogos en Asia y en Latinoamérica.

El pobre Mandela, después de décadas encarcelado, contribuye a distorsionar en occidente la visión de Sudáfrica. Debe ser por tanta prisión y tantos años.

Muy tocada, sino destrozada, está la imagen de la Sudáfrica de Mandela.

Sigue siendo el del apartheid. El único país africano donde sigue intacto el poder de la casta colonial blanca.

Sin modificación alguna: sólo en las formas. Gobiernan los negros, a gusto de la clase colonial

Hoy no hay pasaportes de papel; pero la división es la misma. Hay ciudades para blancos y otras para negros. Ni qué decir la diferencia abismal que hay entre ambas.

Y recuerdo a Johannesburgo, a quien Eddie Grant dedicó una canción contra ese criminal apartheid.

Dame esperanza Joana, decía un verso del estribillo, antes de que llegue la mañana.

Escrita en dialecto inglés de la zona hablado por los negros, la escribo tal como me suena: Joana.

Está más del pueblo sudafricano.

Y Europa temía y teme la invasión de los pobres desarrapados a quienes vemos llegar en patera o intentando cruzar la valla de Melilla; o abandonados en el islote Tierra y luego masacrados.

Se alzó entonces, en los 90, un movimiento consentido, si no propiciado, a favor de la condonación de la mitad de la deuda externa africana, alguna contraída para hacerle puertos a Repsol.

Ha sido sólo un apunte nacionalista español.

Bono y Bob Geldford saltaron a la palestra y se lanzaron a hacer conciertos por África. Con la inestimable colaboración de sus amigos.

Y cuando el hambre era incluso menos intolerable que la actual, hasta Michael Jackson grabó con una gran peña de cantantes, la famosa “We are the World”.

Ninguno fue a la raíz del problema: una deuda contraída ilegítimamente por fantoches al servicio del Capital genocida.

E impagable.

Una vez destruida y saqueada, a África se la abandonó.

Los europeos limpiamos nuestras conciencias con ONGs.

Y no es caridad lo que le hace falta a este continente mártir, sino Justicia.

Hoy le toca a China expoliar el coltán.

Una nueva Yalta sin duda: nuevo pacto del que se escapan algunos países de Latinoamérica.

Un puñado. Los demás, la inmensa mayoría, siguen con la opresión imperialista.

Opresión que quebró Argentina en los albores del siglo XXI.

Seguro que los argentinos recordarán la hiperiflación; y a Carlos Menem; y sus privatizaciones y paridad peso/dólar.

El Capital evoluciona para mal.

Cuando se implanta la neoburrez del tal Friedman, el imperialismo exige la privatización de todos los sectores estratégicos que aún estaban en manos del estado. Es decir, aquéllos como la energía y las telecomunicaciones que, de estar en manos privadas, pueden hacer peligrar seriamente la viabilidad del estado. Entendido éste como ente constituido por todos los ciudadanos.

Representa un grave peligro que la electricidad esté en manos privadas. No hay más que echar un vistazo a la quiebra de California.

Mucho tuvo qué ver en ella la empresa ENRON y sus manipulaciones criminales de la oferta/demanda.

ENRON, compañía modelo de lo que es el nuevo Capital: humo.

Y la gasolina, y las telecomunicaciones, y el agua.

En manos privadas pueden colapsar a la ciudadanía.

Pero no importa: todo por el Capital y para el Capital y su BANCA GENOCIDA.

Especial mención merece el agua. En Bolivia, las compañías americanas subieron su precio a niveles inasumibles por la paupérrima población, lo que propició el levantamiento indígena que llevó a Evo Morales al poder.

Acotación: en Alicante, Aguas Municipalizadas de ídem, es privada desde el segundo mandato local socialista en la ciudad.

Antes era una concesión cuya propiedad recaía en un 51 y 49 por ciento sobre el Ayuntamiento de la ciudad y la Sociedad de Aguas de Barcelona. Su renovación invirtió el porcentaje para darle el 51 a la empresa privada.

Y su control claro, me parece que por 99 años.

Así que hasta alrededor del 2083, Aguas de Alicante es privada.

Mientras se pide al ciudadano que no la malgaste, la nula inversión en tuberías hace que se derrame una cantidad ingente en el trayecto desde los canales del Taibilla hasta los hogares y empresas alicantinas.

Quien pueda aportar datos sobre esto, que los aporte. Es muy difícil acceder a toda la información concreta.

Pero así es.

El resultado de las privatizaciones en Latinoamérica no hace falta que lo imaginemos mucho: lo tenemos aquí.

Como ya tenemos también nuestra propia deuda.

Pasaste Europa de la deuda externa. Bien. Ya tienes la tuya y se llama “soberana”.

El problema que tiene el Capital es que Europa lo consumía todo.

Muerta su ciudadanía por el austericidio, esta crisis no es una crisis del sistema. Es un cambio de era de dimensiones planetarias.

La economía de consumo al menos producía bienes, inútiles muchos pero tangibles; y daba servicios.

Yéndose al dinero todavía más fácil, sin preocuparse siquiera de acuñar moneda, el Capital ha apostado por el ciberespacio en lugar de por la Tierra, el planeta.

Todos la ciudadanía se verá afectada.

Excepto siete, que son los ricos/ricos del país, como dijo el banquero cuyo nombre no pronuncio porque me mancho.

No hay futuro ni para los “acomodados”, según la definición de este impresentable ¿?

Y eso es mucha gente en toda Europa y en todo el mundo.

Los españoles ya estamos aterrizando, pisando tierra. Con enormes tortazos, muchos irreparables.

Francia ya no tiene la Triple A. Ay Paquito Hollande de mi vida.

Y el capital alemán está quebrado, en su versión financiera e industrial.

Esta última por subordinarse a la primera,

Alemania está también Kaput.

No sólo no hay un céntimo ni en los bancos de los landërs ni en el Deustchebank.

Pero sigue mandando después de muerta.

Como nos contaban hizo el cid en Valencia, en la penosa historia que nos enseñaban durante el mandato del genocida: ganó batallas después de muerto.

Pero al final hubo que enterrarlo.

Si es cierta la leyenda, ¿?, el cuerpo acoplado a la silla del caballo serviría muy poco tiempo. A medida que avanzara la descomposición, ya no valdría el truco.

Algo así le pasa al Capital mundial, y a su €, creado por él mismo, para junto el dólar y el yen, no tener más que tres cambios que hacer en la Tierra.

El yen se le fue al garete.

Bueno, se sustituyó por un yuán infravalorado por la sobrevalorada China.

Hace tiempo que cayó en un cuarenta por cien su industria esclavista, cuyo objetivo era la venta sobre todo a Europa, donde éramos más del doble de habitantes que en USA; y mucho más que el doble de consumidores.

Banca/capital alemán ya admite recesión.

Eso sí, marcando diferencias: ha crecido sólo un 0,2 por ciento.

Todo el continente en la miseria, señora Merkel.

Y así las deudas son impagables.

La diferencia con las llamadas externas está en que ya no hay lugar que pueda servir de colchón al Capital genocida.

Tiene tantos nervios que sacó a uno de sus hombres en España, diciendo que para salir de la crisis había que construir más y dar más hipotecas.

No enumero las barbaridades que han dicho hace dos días.

El Capital se ha hundido hasta en Europa.

Y ya no hay cantantes que organicen conciertos pro viejo continente.

Cambia la era en todo el planeta.

Sin miedo porque vamos a una superior.

Entre otras, porque peor que ésta imposible.

Toleramos la ignominia. Y la invitamos al salón de casa.

Nunca más.

Publicado en La Comunidad El País el 21 de noviembre de 2012

Nota: si podíamos ir a peor. Nos han traído el Ébola y hay 800.000 personas sin tarjeta sanitaria. Sin control. Fuera del sistema.

Insurrección

Yo misma tengo miedo de pronunciar la palabra: insurrección popular. Pero es que no nos dejan otra salida.

Faltaban las palabras del genio de la economía y política francés, presidente y candidato al cargo en mayo, Nicolás Sarkosy. Lo ha dicho alto y claro: somos Grecia.

No me viene de nuevas porque llevo meses manteniendo esa tesis junto a la de la Rajoy no tiene en junio caja para pagar la luz de los ministerios. Y no sé si los sueldos y demás gastos corrientes del Palacio de la Moncloa.

Antes estas perspectivas y la contumacia alemana de no moverse un milímetro para imponer a todos los miembros de la UE una política de consolidación fiscal que ha llevado a Grecia, Irlanda y Portugal a la ruina, y nos amenaza seriamente con llevarnos al despeñadero junto a ellos, la única salida que nos dejan a la ciudadanía es la insurrección. Es decir, el levantamiento contra poderes legislativo y ejecutivo, que en la actualidad se benefician de una ley electoral mayoritaria encubierta, que premia al ganador de forma tan ostensible, que en realidad elimina a las minorías de la vida parlamentaria.

Las medidas que ha tomado el gobierno Rajoy, no sólo han sido torpes sino inútiles para frenar la sangría del incremento de la prima de riesgo. El resultado es que, pese a que ya llevamos meses intervenidos por la UE, el salto siguiente, y no en un tiempo lejano, sea la instalación de la troika en España.

Ya sabemos todos lo que quiere decir eso: pérdida total de soberanía económica, cediéndola por completo a ese trío formado por la UE, BCE, y FMI.

No le basta a Merkel la constatación del fracaso que ha supuesto para todos los pueblos intervenidos. La ausencia de crecimiento los ha llevado al abismo.

Ante esto, sólo cabe la insurrección. El asunto central es como llevarla a cabo con éxito.

Ya hemos visto cómo de nada han servido las diferentes huelgas generales llevadas a cabo en todos los países intervenidos, así como la inutilidad de las manifestaciones celebradas en Atenas, donde esta semana se suicidó un anciano de 77 años frente al parlamento en la plaza Sintagma.

Nada vale. Como buenos psicópatas, quienes dirigen la economía europea no tienen la menor empatía. Los ciudadanos, para ellos, no somos más que números y cifras, y lo que buscan es dinero y más dinero que no existe más que en sus balances virtuales.

No podemos llegar a ese punto en el que se encuentran nuestros conciudadanos helenos.

La cuestión es, ¿qué hacemos?

Quiero resaltar aquí que cualquier movilización que no sea unitaria está abocada al fracaso.

Discusiones sobre el sexo de los ángeles y otras más inútiles todavía, no hacen más que dar tiempo a una banca quebrada que cuenta con nuestra ignorancia.

En segundo lugar, hay que aprovechar la experiencia de todos. Unir fuerzas.

Por ejemplo: los sindicatos saben muy bien organizar manifestaciones y huelgas generales. Sería suicida no aprovechar su experiencia.

Los movimientos 15M saben explicar a la ciudadanía y organizar la resistencia. Saben persistir. Tampoco sería sensato prescindir de sus capacidades.

Y luego están los muchos ciudadanos que se muestran en desacuerdo con la clase política y están padeciendo en carne propia los “recortes”, que no son más que la aniquilación progresiva del estado, no del bienestar, sino del mismo estado tal y como lo concebimos hoy; o hasta ahora.

Todos los movimientos sociales, económicos o políticos, tienen que reunirse y buscar puntos comunes para poder vencer, si no en la primera convocatoria, en las siguientes. Esto no significaría de entrada el éxito: sólo la muestra de la capacidad de respuesta ciudadana ante los atropellos gubernamentales.

Sin embargo, hay que resaltar que el fracaso de una primera llamada a la insurrección, lastraría de tal forma a esta respuesta, que casi la abocaría a la nimiedad.

Por ello, son prioritarias las reuniones de los diversos sectores afectados en esta crisis: sindicatos, ciudadanos, movimientos 15M y sectores afectados.

En mi opinión, las reuniones para concertar un programa de mínimos —no sería otro que no pagar la no deuda y en su caso la salida del euro y de la UE—, tienen que contar con todos, porque cada uno tiene algo que decir y aportar. La división favorece a la derechona que está acabando con el estado sustituyéndolo por una mafia blanca —la banca— y otra negra —las 3 mafias italianas, latinas y todas aquéllas que se ha ido formando en con la llamada nomenclatura de los países de la órbita soviética antes de la caída del muro de Berlín; rusa, ucraniana—.

Reunidos los colectivos citados cuanto antes mejor, la idea sería convocar no una manifestación al uso, sino una insurrección pacífica contra este sistema.

Se trataría de que en cada provincia se creara un comité organizador provincial, para coordinar a todos los colectivos, cada vez más, damnificados por la crisis.

Acordado el citado programa de mínimos, los diversos comités provinciales convocarían a todos los municipios a acudir en masa a la capital. Y, en ellas, el objetivo sería cercar, sitiar, los edificios emblemáticos de poder. En cada ciudad, ayuntamiento, delegación del gobierno y diputación; en la capital de la comunidad autónoma, habría que añadir parlamento y gobierno autonómico; en Madrid, además de las citadas en los dos apartados primeros, los ministerios en su totalidad, incluidos organismos dependientes. Dudo de la posibilidad de acceder a Moncloa o Zarzuela. Pero basta con sitiar a todos los ministerios, además de lo ya dicho, en relación a las entidades locales.

Es fundamental que en todas las autonomías y gobierno central se bloqueen las televisiones públicas.

Para conseguir estos objetivos, los comités formados al efecto en todas las provincias, no convocarían una manifestación, sino que con el mapa en la mano, diseñarían las rutas pertinentes para alcanzar concentraciones en los lugares clave.

Es decir: trazar itinerarios lo más directos posibles, donde se unirían los diversos grupos venidos de puntos diferentes en función del destino de cada uno de ellos.

Y estos itinerarios se trazarían uno por uno por los comités provinciales, de modo que no sería un grupo más o menos numeroso el que empezaría la insurrección, sino que serían varios y desde diferentes puntos de las ciudades, hasta que llegaran a su objetivo y lo cercaran. El tiempo y el desarrollo del cerco sería marcado por los comités, de acuerdo con sus circunstancias específicas.

Bien. Ésta es la idea. Pero hay mucho trabajo por delante.

El punto fundamental es la unidad. Y dejarse de fobias irracionales; los sindicatos han fallado; bien, pero fundamentalmente han sido las cúpulas, no los militantes de base. La República murió, entre otras cosas, por la división. Y no se debe perder de vista que a todos nos une la necesidad de librarnos de la banca y sus gestores.

Y unidad quiere decir que todos tenemos algo que aportar, lo que no significa que se pierda el tiempo en cuestiones de forma, cuando estamos a punto de vernos condenados al abismo. Los métodos asamblearios son siempre inoperativos. Por lo tanto, luchar contra esa inoperancia es fundamental.

Los comités deberán colaborar sin ninguna reserva mental frente a un objetivo claro y definido: sitiar instituciones. Es decir, no hay ideología que discutir puesto que a lo que vamos todos es a no pagar una no-deuda, y darle un nuevo giro inmediato a la política económica. Si no se consigue, la insurrección continuará, o debería, e incluso tendría como segundo punto salir del euro y de la UE. Y salir cuanto antes.

Se trataría de una estrategia de movimientos continuos sostenidos en el tiempo y coordinados a nivel nacional. Mera coordinación.

Quienes quiebran son los bancos. Un estado fuera de la UE puede emitir moneda o ir al trueque. Éste sería ya un segundo estadio. El primero, de cuyo éxito dependerán los demás, tendría como objetivo no pagar la deuda, devolución por parte de la banca de lo que nos ha robado, con sus intereses correspondientes, e impulso del BCE al crecimiento europeo.

En éste me detengo. Tiempo habrá de hablar del segundo.

Lo importante es dejar los prejuicios en casa y colaborar incluso con políticos que persigan nuestro mismo fin y tengan claro que desde el parlamento no se puede hacer nada.

Por eso, para empezar, todas las organizaciones y colectivos afectados, desde sindicalistas a políticos pasando por ciudadanos y jóvenes 15M, tienen que comenzar a reunirse en sus provincias respectivas para decidir objetivos, rutas y sitio de instituciones.

No hay nada más que discutir en esta primera fase. Sólo cómo llegar al objetivo haciéndose notar como un movimiento que se mueve con objetivos claros y sin asomo de violencia ni respuesta a provocadores.

Y no decepcionarse en el intento. Roma no se hizo en un día.

E insisto. Es fundamental: rechazo absoluto de la violencia.

Los movimientos tienen que ser pacíficos.

No hay que dar ni un mínimo de pie a la derechona, loca como está por tachar a todos quienes están en su contra como salvajes y terroristas callejeros.

Y, además, es por pura efectividad: los golpes a los chavales del IES Lluis Vives recorrieron el mundo. Como también lo hicieron los desmanes de los descerebrados de Barcelona durante la manifestación que siguió a la huelga general.

Estos reventadores dan coartada a lo más cerril de PP y carta blanca a los cuerpos de seguridad del estado.

No se trata sólo de ideología, sino de eficacia.

Compañeros. Nos ha tocado vivir un cambio de era. Empecemos a movernos y ya que los políticos no están a la altura, demostremos que los ciudadanos sí.

 

Post publicado en La Comunidad Vaya Tropa el 7 de abril de 2012.

Cortoplacismo

En mi época se llamaba no ver más allá de las narices. Hoy se le llama cortoplacismo.

Cosas del nuevo lenguaje; pero significa exactamente lo mismo: querer conseguir a toda costa las cosas y ya.

Lamentablemente es una enfermedad NEOBURRA, que ha infectado con su virus a toda la sociedad, incluida la izquierda renovadora.

Encima, para garantizarse un escaño, unos (PODEMOS) y, otros, mantener el centralismo democrático, dado que el PCE lleva el cotarro de Izquierda Unida, se presentan más de tres candidaturas de izquierdas a las elecciones europeas del día 25 de mayo.

A saber, IU, la coalición donde lleva la voz cantante Equo y Podemos.

El Partido X no sé, como la Red de Elpidio Silva, dónde situarlos.

 

El primero quiete mutualizar la deuda.

 

Yo me niego en redondo. Con pago de farra bancaria, no vamos a ninguna parte.

RED, que sí dijo en la tele que contempla una auditoría de la deuda, es una formación montada precipitadamente en torno a un líder, para quien después se hace un programa.

¿No había manera de llegar a acuerdos mínimos con nadie?

Me repatean los personalismos y los partidos ad hominem.

Después están los que el SISTEMA apoya, como Ciudatans.

Nulas resultaron las negociaciones con UpyD.

Otra vez el mismo mal: personalismos.

Y el partido PACMA, centrado únicamente en animales hasta ahora, que se ve con fuerzas para lidiar con BANCA GENOCIDA y acabar con la deuda, única posibilidad para que tanto humanos como animalitos tengamos alguna posibilidad de subsistir en este SISTEMA GENOCIDA A FUEGO LENTO.

Me da la risa sino fuera por la pena que me embarga: todos van a legitimar un Parlamento Europeo que no ha hecho absolutamente nada por griegos, portugueses, irlandeses, italianos, españoles, y ahora tampoco hará por franceses, que se encaminan a la deriva como antes lo hicimos otros.

Tragamos todos los europeos los mantras contra Grecia que luego se volvieron contra nosotros. A saber: que Grecia era Grecia y allí recibía pensión del estado toda una isla llena de invidentes.

IGNOMINIAS TODAS nos hemos tragado los europeos por puro egoísmo.

No somos Grecia.

Ya se ve.

Ciegos sí, muy ciegos estuvimos los europeos al cerrar filas con BANCA GENOCIDA y consentir la masacre griega, justa la que estamos padeciendo nosotros hoy.

Y va para más.

Una vez legitimados en las urnas, la familia pepera y la socialista europea, vota junta.

Algo así como familia que reza unida permanece unida.

Normal: ambos tienen amo.

La BANCA le da créditos, los saca en sus medios que son todos, como las únicas alternativas de gobierno; y si de tele pública se trata, de vez en cuando sacan en “La noche en 24Horas”, a algún miembro de IU.

Con ello ya cumplen con la “independencia” de la tele, no pública sino gubernamental.

De risa vaya.

Todos los políticos no bendecidos por el SISTEMA A PUNTO DE CAER, buscan como locos ser llamados en los programas que nos dan, como decían en mi tierra, de pasteta, para que los ciudadanos de izquierda podamos ver calmada nuestra ira por ser ignorados sistemáticamente en todos los medios.

La cuestión es que, ¿se les votó para que vayan a la tele y demás tertulias a difundir la mala nueva?, ¿o para que hicieran oposición en la llamada “sede de la soberanía popular”?

Me temo que para lo segundo.

Pero como allí sólo salen muy esporádicamente en los pasillos y en las sesiones de control al gobierno de los miércoles -eso si les sacan en la pantalla claro-, pues se van a recorrer medios, conscientes de que llegan a muy pocos.

Sobre todo, no fueron elegidos para tertulianos sino como parlamentarios.

Pero se buscan la vida para salvar el careto ante el nulo rendimiento de su trabajo en el congreso.

La mayoría absoluta de los peperos asesinos, gobierna por decreto ley, y si le rota, como decimos en mi tierra, pues frena ya desde la mesa cualquier debate.

No quieren debates.

Por eso se juntan en tromba para decretar la recuperación del país, un miércoles tras un consejo de ministros previo al puente de mayo, y a los pocas horas se descubre que frente, a la Buena Nueva de esa insultante rueda de prensa, el mismo día hacía las nueve y media de la noche, mandaban a Bruselas el update del Memorandum of Undestanding, más conocido por MoU.

O sea, la actualización de las condiciones exigidas por la Troika para salvar BANCOS a costa de ciudadanos.

Son tan NECIOS PSICÓPATAS NEOBURROS que aún no saben que están en la era de la red y que, en ella, difícil es que a alguien por los pasan los papeles, no filtre algo.

O sin más, una vez cogido el truco, los periodistas que aún pueden ejercer con un mínimo de dignidad, se enfrasquen en desmenuzar los que les remite el gobierno.

Y al final, puestos varios a la tarea, encuentran lo que los NECIOS pretendían ocultar.

No se puede repetir siempre la misma jugada cuando ya te la cazaron en la primera.

Pero tienen un morro que se lo pisan.

Lo que es confianza, el bordeline cuyo papel de presidente lo tiene muy claro en lo que se refiera a partidos de fútbol, no inspira ninguna.

Carece de todo crédito entre la ciudadanía, por mucho que sus voceros difundan la infamia sin el menor recato.

Lo más lamentable es que Joan Coscubiela, el lunes -me parece que fue este mismo lunes- admitió lo imposible de negar: peperos y sociatas votan juntos en Europa.

¿Y luego?, como diría un gallego, ¿a qué van?

Supongo que a aplaudir desde sus escaños, a posibles europeos cabreados que entren en el Parlamento Europeo.

Y ahí se acaba su papel. Nada nada más.

Palmeros.

De ello ejercieron cuando Posada expulsó airado y con tono despótico y muy agrio -claramente el mismo que el señor de los de toda la vida usaría con sus criados pillados en falta-, a miembros de la PAH Stop Desahucios.

Y después de su aplauso, se quedaron dentro a legitimar el atropello parlamentario a las personas estafadas por la BANCA GENOCIDA.

Han sido otros quienes han logrado algo: la ya nombrada Plataforma de Afectados por la Hipoteca, un abogado cuyo nombre no recuerdo, que ganó en el Tribunal de la Haya un juicio por desahucio de un vecino, arruinándose con su dinero y regalando su tiempo para pagar de su bolsillo este litigio tan costoso en todo.

Y los jueces, empezando por el que le tocó a este abogado, quien lejos de resignarse a aplicar la ley hipotecaria infame que rige en España, planteó una cuestión esencial: ¿es conforme a la legislación europea?

Con ella, le abrió la puerta para presentarse a la más alta instancia judicial de la eurozona.

Jueces, sí, jueces a quienes Fachardón quiere despojarlos de su poder: nada menos que el tercer poder de la democracia. La Justicia.

Pero estos HEREDEROS, apoyados en el contexto mundial de élites escasas en número y entendederas, que controlan el mundo a golpe de dinero ciber, llegan hasta dónde haga falta.

Y están en proceso de demolición completa no del estado del bienestar, sino del estado.

Los ciudadanos al pairo.

Porque nadie ve más allá de sus narices.

La obsesión es conseguir un escaño.

Y yo no lo entiendo: ¿a que viene tanta obsesión a pillar cacho?

No quiero pensar mal y lo dejo todo a la ingenuidad y, a lo que ya no es tan respetable: el personalismo.

Abomino de los liderazgos personales. Los míos son los ideológicos.

Por lo que fuere, no me gusta que por quítame aquí unos pelos, no olviden sus diferencias y se dividan.

Lo único que nos salva de la hecatombe que se avecina, y que para más pitorreo, no es nuestra sino de la BANCA GENOCIDA, es la UNIDAD Y LA SOLIDARIDAD.

Cae ella, no ciudadanos, que tiempo ha que funcionamos sin ella.

Pero nos inoculan su miedo y lo trasladan a los ciudadanos desinformados.

Sus ahorros no corren peligro.

Una auditoría de la deuda desecharía la odiosa y/o ilegitima. Una vez rotas las reglas de esta UE y su perverso euro, el estado podría respaldar a los ahorradores e imprimir dinero.

La balanza exterior se nos va fundamentalmente por la energía; por el petróleo.

Pero hoy mismo el país se podría poner inmediatamente al día con las energías renovables y abandonar el antaño oro negro, que no sólo es una energía tóxica sino poder: PETRODÓLARES.

Vaya, el SISTEMA. Sin más dinero que el humo cibernético y un petróleo superado con creces por las solares, eólicas y demás, se queda desnudo ante el mundo.

El rey está desnudo.

Ya se ve como los MAMPORREROS, con Rajoy al mando en España y actuando de gobernador de provincia alemana, perjudican gravemente a españoles e industria local, apoyando descabelladamente a los lobbies energéticos.

Hay salida.

Y no es el caos, que es lo que han traído estos NECIOS NEOBURROS GENOCIDAS.

Y transición.

Tenemos a los ingenieros, médicos, profesores, científicios… Un ingente capital humano que estamos regalando a otros países que no invirtieron en educación y se aprovechan de nuestros profesionales pagándoles sueldos también bajos.

Lo peor es que, reconocido, el Deutschebank tiene al menos 67.000 millones de agujero. Más en de las cajas de los landers.

Y así toda la banca europea y mundial.

Pasadas las elecciones, y después del fracaso estrepitoso de la ínclita angelita en Ucrania, harán lo posible y lo imposible para salvar a sus bancos.

La unión bancaria, nuevo acuerdo ¿?, para el 2016.

Ya me da la risa por no llorar.

Con nuestro voto, se les llenarán las bocas de la representatividad del Parlamento que elige por primera vez¿? al presidente de la comisión.

Mentira. Así lo recogen los tratados.

Necesitan legitimación. Y por ello piden a los europeos que participen en las elecciones.

Y yo vuelvo a poner en la mesa: lo importante no es el escaño sino lo que se puede hacer con él.

La respuesta es exactamente nada. Cero patatero.

Después vendrán los llantos y crujir de dientes. Porque está Europa no está para más esperas.

Alexis Tsipras no será el presidente de nada, si no es que, para disimular, le den algún carguito de nula operatividad.

Y tan contenta la izquierda renovadora.

Lo que BANCA GENOCIDA puede hacer después de los comicios en España y en Europa puede ser brutal.

Y nadie va a pararlos en un parlamento que ni sale por televisión.

Papelón infame donde los haya.

Estarán dentro y serán cómplices de todas las barbaridades que desde Bruselas se haga.

Cómplices del genocidio lento que se está perpetrando en toda Europa.

¿Nadie ve más allá de sus narices?

Nota: Publicado en la Comunidad de El País, el 8 de mayo de 2014.

Estupefacción

Observo con estupefacción como hay una inmensa mayoría de gente de la izquierda que quiere cambiar el SISTEMA desde dentro.

Cambiar frente a destruir.

Y la estupefacción viene de que todavía no se han dado cuenta de que el sistema, tal y como se concibió sólo en Europa, después de la II Guerra Mundial, está muerto.

Como también se ha destruido la economía de consumo, pilar económico sobre el que se asentaba.

Es decir: el SISTEMA se ha destruido a sí mismo y, con él, todo lo que traía consigo: reparto de beneficios entre los trabajadores en forma de condiciones laborales, educación, sanidad…

Esta autodestrucción comenzó con la desregulación de los flujos financieros, iniciada con Reagan y culminada por Clinton en 1999, con la derogación de la Ley Glass-Steagall.

La ley se promulgó en 1933 para impedir nuevos desmanes bancarios, culpables de la gran depresión que comenzó en octubre de 1929.

El culmen de este despropósito llegó con la globalización.

Caído el muro de Berlín, la codicia no ha tenido límites.

Así, al ser más barata la mano de obra en el llamado tercer mundo, las fábricas del occidente industrializado, pasaron a “deslocalizarse”.

Se pasó a producir más barato para vender a los mismos a quienes habían robado el trabajo merced al traslado de sus fábricas a Asia, por ejemplo.

Dumping laboral.

El SISTEMA, una vez caído el muro que protegía a Europa de los “comunistas”, se desmadró.

Merece la pena recordar las filosofías orientales del ying y el yang, base de muchas occidentales, que sostienen que existe algo porque existe su contrario.

Hay vida porque hay muerte.

Y el capitalismo florecía porque estaba su contrario, el “socialismo real”.

Ciertamente, en Europa funcionó. Los trabajadores europeos gozaron de derechos sociales únicos en el planeta.

Y consumían todo lo que producía el planeta porque eran los únicos también que tenían sueldos dignos.

Y una democracia más o menos real.

Después de la II Guerra Mundial, Estados Unidos exportó con matices su “democracia” a Europa.

Sin duda, los europeos gozábamos de mayor poder de decisión que los yanquis, enredados en un sistema electoral con restricciones para muchos votantes, que previamente tienen que inscribirse en el censo.

Después, la “autoridad” quita o da el derecho a votar por cuestiones fácilmente manipulables: tener antecedentes penales por ejemplo.

Baste ver el triunfo de Bush en Florida, en las presidenciales del año 2000.

Su bipartidismo y sistema mayoritario se copió casi milimétricamente en el viejo continente derruido por una guerra, que permitió salir a Estados Unidos de la Gran Recesión.

No fueron las políticas keynesianas de Rooselvelt sino la guerra, quien sacaron a los estadounidenses del pozo en el que estaban.

Keynes sólo palió algo los destrozos ocasionados por Hoover, el Merkel yanqui de la época.

Una vez ganada la guerra, el imperio británico cayó en pro del americano, cuyo territorio sólo sufrió daños en Pearl Harboor, armó a los aliados con su industria de la guerra, para después reconstruir Europa.

Nada de esto ocurre ahora.

Una vez desaparecido el “socialismo real” en Europa, las tesis de la NEOBURREZ se hizo con el mundo.

Pero esa bonita teoría rescatada de mediados del siglo XVIII, no había funcionado ni siquiera en USA, donde la desigualdad siempre fue mayor que en el viejo continente.

Y a la NEOBURREZ, la democracia se la trae al pairo: mientras se vote lo que ella quiere, no problem.

De hecho, ha ido arruinando el mundo continente tras continente, instalándose en las peores dictaduras del mundo.

Valga como ejemplo somero el Chile de Pinochet o la Argentina de Videla.

Y democracia en Europa sí, pero con bipartidismo y sistema mayoritario: los estados se dividen en distritos electorales de muy diferente población.

Así, obtiene los mismos diputados un distrito londinense de, por ejemplo, doscientos mil electores, que otro con sólo veinte mil en la campiña inglesa.

De esta manera, el SISTEMA funcionaría siempre, con la alternancia de los Cánovas y Sagastas de cada país.

Excepto en Italia.

Allí Sagasta era el PCI de mi respetado Enrico Berlinguer.

Obvio decir que nunca se permitiría gobernar al PCI.

Para ello, rizaron el rizo e hicieron una ley electoral proporcional muy ajustada, en la que nunca ganó Berlinguer gracias a las coaliciones corruptas de cinco partidos y gobiernos de nueve meses.

El sorpasso, el salto hacía el poder, nunca se produjo.

Tengo mis dudas más que fundadas, de que hubo muchos tongos para impedirlo.

A lo que hay que añadir la presencia visible y notoria de las mafias: la cosa nostra, la camorra napolitana, la ‘Ndrangheta del sureste de la península…

Al final, Berlinguer murió y sus herederos acabaron con el PCI.

Trabajo bien hecho sin duda.

Del SISTEMA, naturalmente.

Viene esto a cuento de que, éste, nunca permitirá que nadie que no sea de su gusto, gobierne en Europa.

Nunca hubo sorpasso.

Ni lo habrá mientras el nuevo capitalismo, que se fue al ciberespacio a crecer y crecer haciendo dinero con dinero, no quiebre oficialmente.

Porque quebrado está.

No hay PIB mundial que respalde sus balances.

Por mucho fracking y prospecciones petrolíferas que hagan.

Todos los economistas, sean NEOBURROS o no, admiten que su “contabilidad creativa” no se corresponde con la realidad.

Sin embargo, Viçens Navarro y otros con él, coinciden en señalar que, por mucho que no exista, para quienes tienen ese dinero, su consistencia está fuera de toda duda.

Y aquí tenemos el problema, parecido con sus variables históricas, al ajuste de la moneda circulante al patrón oro, a principios del siglo XX.

Esta vez ni moneda: todo está en el ciberespacio.

Las políticas monetaristas de Friedman se han llevado al extremo: los bancos son quienes emiten moneda a partir de deuda.

No han impreso nada en aras del control absoluto y del supuesto yuyu de la inflación.

Y han muerto de éxito.

Entonces, ¿qué van a hacer?

Sencillo: llenar como sea sus balances ahumados.

Y ése como sea es imposible en décadas y décadas.

No importa. Se llevarán por delante lo que haga falta.

Su ceguera codiciosa les ha llevado a destruir el SISTEMA ECONÓMICO que les sostenía.

Es la BANCA GENOCIDA quien se ha cargado la economía de consumo por avaricia extrema.

Acaparando todo el dinero real para llenar su pozo sin fondo, han dejado a la gente sin trabajo, sin techo y sin pan.

Y pretenden pagar a sus bonistas con impuestos directos al trabajo e indirectos como el IVA.

De pagar ellos, ni un céntimo.

Y el bucle.

No hay trabajo porque no invierten en la economía real.

La única que de verdad existe.

La macroeconomía no es más que un juego de trileros: mueven capitales de aquí para allá y decretan recuperaciones que ni siquiera se reflejan en sus balances.

He dicho más de una vez que economía es oferta y demanda sin manipular.

Algo muy distinto a cuantificar los balances comerciales o las exportaciones. U otras magnitudes que exceden el ámbito de un país.

Para mí todo es oferta y demanda.

Y como pasó en la crisis de principios del XX, cuando todos los países están ajustando sus balances con la pura realidad, las exportaciones no valen para nada.

Son oferta y demanda. Y si nadie compra, o no lo hace en la medida necesaria, no hay exportación que valga, por muy competitiva en precio y en calidad que sea.

Y en ésas estamos.

El SISTEMA se ha autodestruido.

No yo, sino él mismo.

Nadie que venda un producto o preste un servicio levantará cabeza.

Estamos en una economía de guerra donde sólo se consume los estrictamente necesario para subsistir.

Hay DEFLACIÓN.Y una economía muerta no genera ingresos. Ni para rentas de fondos de alto riesgo ni para nadie.

Y mientras se persista en la obcecación de sacar de donde no hay, porque donde hay es justo donde están las élites dominantes, no es posible solución alguna.

Estas élites no van a cambiar de posición. Saben que sólo tienen humo y que, cuando se vean sus miserias, perderán el poder.

Porque efectivo no hay ni p’a balas.

Bucle.

Su fallo es no contar con el factor humano.

¿Cuánto aguantarán los europeos este CAPITALISMO AHUMADO, que precisa de todo el tiempo del mundo para recomponerse, a costa de la muerte de muchos en esta guerra cruenta, genocida a fuego lento?

Difícil cambiar de paradigmas.

BANCA GENOCIDA se juega su supervivencia.

Y tiene todo el poder mientras cuente con los medios que le creen realidad alternativa, y partidos que sigan jugando a su juego.

Ella no parará. Nunca pisará Tierra porque toda su riqueza está en el aire.

Literal.

Los partidos, por lo que se ve, aún creen que se puede cambiar el SISTEMA y no destruirlo.

Ya está muerto.

Se suicidó al crecer hacia universos muy lejanos y abandonar el planeta.

Y los partidos no corresponsables de la catástrofe humanitaria que vive el continente, tienen tanto vértigo, que siguen pensando, como Berlinguer, que es posible el “sorpasso”, el salto al poder por la vía democrática.

Después están los europeos.

¿Cuánta miseria aguantarán? No se sabe.

Sí que el continente no ha sido colonizado desde la invasión árabe del 711 de nuestra era.

Somos el viejo continente, como nos llaman en América.

No tenemos el alma de otros pueblos y continentes, masacrados por nuestras élites.

Y Draghi tomará medidas en junio.

Dijo.

Si antes no se desata el pánico de los bonistas al no ver sus rentas mensuales en dinero real.

Alea jacta est.

La suerte está echada, dijo Julio César.

Nota: Publicado el 17 de mayo de 2014 en La Comunidad Vaya Tropa de El País, de donde nos echaron a todos sin previo aviso

Hambre

Hay hambre y mucha.

Saltó hace dos veranos, en 2012, cuando el Sindicato Andaluz de Trabajadores cogió de las grandes superficies, alimentos básicos para los muchos hambrientos que hay en su tierra.

Se les llamó de todo desde los medios del régimen, que son todos porque la BANCA GENOCIDA  es quien los paga.

El mismo verano, los comedores escolares de Canarias permanecieron abiertos para que los niños no perdieran la comida fundamental del día.

Nadie hizo caso.

Pero el hambre siguió creciendo.

Los parados gracias a la “milagrosa” reforma laboral de la Báñez, iban subiendo y subiendo; y la ausencia de recursos de las familias, disminuyendo y disminuyendo.

Hemos llegado al verano de 2014 con un informe de UNICEF, en el que denuncia que  los niños bajo el umbral de la pobreza son algo más de 2.300.000.

No obstante, el portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, seguía negando, con matices, su existencia. Bien es verdad que no de forma tan contundente como lo hizo hace un par de meses: entonces decía que si había alguna, cosa harto improbable, se debía a la actuación negligente de los padres.

El colmo.

PEPEROS siguen hablando de recuperación, pero la realidad habla de hambre infantil.
Y adulta.

Gracias a sus políticas, el paro queda reducido a la mitad a los seis meses.

Ahora pretenden aplicar IRPF a las indemnizaciones por despido que superen los dos mil euros.

De locos.

Y es que resulta que, quienes fueron despedidos en 2012, y merced a la teorías que acusan al trabajador de todas las estafas posibles, ya no tienen paro ni subsidio regular.

Los hogares donde no entra ni un salario han subido al millón.

En los que entra uno de miseria, sería otra estadística.

Las familias que viven de la pensión de los abuelos, son muchas, aunque tampoco sabemos cuántas son.

El hambre ya no es cosa del País Valenciano, donde gobierna el PP desde 1995; por ello, los valencianos fuimos los primeros en padecerla.

Hoy está generalizada.

No la apertura de los comedores escolares en verano.

La comunidad de Madrid, que padece al PP gracias a dos tránsfugas que le dieron el poder en 2007, no admite de ninguna manera que haya hambruna.

Botella, la del genocida, sí ha ordenado mantener abiertos los comedores escolares en la capital.

Es todo muy alucinante.

Ya lo he dicho muchas veces: todo tránsfuga de la realidad, está condenado a encontrarse con ella.

Éste es el puerto adonde hemos llegado en 2014: hambre, enfermos y dependientes sin atender, gente sin techo, miseria y MUERTE.

Claro que yo soy una demagoga. Sin duda.

Y es que veo que detrás de los niños están los padres, también hambrientos.

Y detrás de ese hambre están unas políticas GENOCIDAS, que están llevando a Europa al precipicio.

El sábado pasado “decenas de miles”, informaba The Guardian, se manifestaron en Londres contra la austeridad.

También allí hay hambre.

Francia está en la calle.

No sé nada comprobable con exactitud del resto de países europeos, en lo que se refiere a los últimos diez días.

Y, como respuesta, la mal llamada Unión Europea, se ha saltado el trámite parlamentario y, eso sí, ha nombrado presidente de la MALDITA comisión, a Jean Claude Junker.

Se pasaron el período electoral diciendo que iba a ser la primera vez en que el parlamento europeo lo eligiera.

¿P’a qué?

Se juntan algunos países y lo nombran.

Asunto concluido.

Ni las formas guardan. No hace falta. Aquí manda Merkel y a quien no le guste, léase Reino Unido, que se aguante.

Es la misma UE que ha recortado también su presupuesto para paliar el hambre en sus territorios.

Si no tienen pan, que coman tortas.

Muchos historiadores afirman que no fue María Antonieta la autora de la frase; pero ha cargado con ella.

Merkel parece ser su homóloga del siglo XXI.

Los países del este padecen hambrunas desde hace años; pero ni los miramos. Son unos recién llegados que ni pinchan ni cortan.

La angelita que vino del este, tampoco los ve. A no ser para obligarles a hacer las consabidas “reformas” que ella predica con voz muy amable, panacea de todos los males que aquejan al continente.

Se olvida de que el origen de la recesión fue la excesiva liquidez de los bancos alemanes.

Después, con alevosía, inundaron de dinero barato los mercados del sur, para que les compráramos desde sus minipimers a sus mercedes, pasando por lavadoras y maquinas del AVE Siemens.

No se sale con exportaciones de ninguna recesión, salvo en el especial caso de Alemania: sin esa inundación de dinero barato y las ventas masivas de las que se benefició, jamás se habría podido reunificar en tiempo tan breve y saltándose varias veces su “regla de oro”, que hoy impone a sangre en el resto del continente.

¿Algún plan Marshall?

No.

Draghi volvió a las suyas y, ante la deflación real existente en todo el continente, le volvió a dar a la tecla y creó más dinero HUMO en una hoja excel.

¿Adónde fue?

A la BANCA GENOCIDA, que volvió a las mismas: especular y crear nuevas burbujas, en la bolsa y en los bonos de los países.

Cero patatero a la economía real.

La crisis empezó a emerger en 2007, y hoy, siete años después, la deflación se combate con trampas: se sube el IVA o, dado el resultado de las europeas, los precios de la energía que, sí o sí, tienes que consumir.

Así se consiguen crecimientos del 0’1 o, milagro, del 0’4.

Y de trampa en trampa en el solitario van cuadrando sus balances que, como los de la BANCA GENOCIDA, son irreales.

¡¡¡Hasta se han atrevido a obligar a meter en el PIB la trata de esclavas sexuales y el narcotráfico en el PIB!!!

Si sube el PIB, se amplia el margen de endeudamiento y pueden decir que sus políticas son un éxito.

Pero el hambre está ahí.

La miseria también.

Y quienes la padecen, como le oí decir a una víctima de sus políticas, superar el día es el único objetivo.

No pueden pensar en otra cosa.

Hasta que no tengan nada que perder.

Es muy peligroso robar toda esperanza en el futuro.

Quienes padecen esta desesperanza dejan de estar callados, de ser mayoría silenciosa, y se convierten en bombas.

Ahora mismo está sonando el temporizador que las hará explotar.

Si es que no explota antes la última patada hacia adelante de la NEOBURREZ.

De un lado o de otro, la explosión está servida.

Cuestión de tiempo.

Y cada día queda menos.

 

 

Nota: Publicado en la Comunidad de El País, el 28 de junio pasado. Cerraron sin previo aviso y nos dejaron colgados a todos quienes teníamos blog ahí. “Hambre” es el último que publiqué allí. También se llamaba “Vaya Tropa”, ésta de descerebrados que nos desgobiernan.

Galaxias lejanas

Este lunes, 29 de septiembre, acudí por primera vez a intentar paralizar el desahucio de un vecino.

Desde las ocho y media de la mañana hasta las once, hora en que todos los participantes se fueron a la oficina del BBVA responsable de esta canallada.

Bueno. Todos menos yo. Tantas horas plantada me pasan factura y me fui a casa.

Logramos, y me incluyo, paralizarlo hasta el 20 de octubre.

21 un días. Hasta el 20 de octubre.

Una agonía.

Se me antoja que algo parecido debe pasar con la paralización de la ejecución de un condenado a muerte en el último momento: breve alivio porque la condena sigue en pie.

Hay una diferencia: si te matan con toda la legalidad de una sociedad/sistema asesino, se acabó la cosa.

Si te desahucian, lo peor viene después.

A ver adónde vas y dónde te metes, en este caso, una pareja joven con dos hijos de 6 y 13 años, creo recordar.

Los niños no habían pasado la noche en casa para que se ahorraran el espectáculo.

Y atento a todo estaba otro chico joven que hablaba con representantes de la PAH, los únicos que se pueden apuntar el tanto, angustiado: “El martes subastan mi casa”, decía.

Tenía tres hijos.

De momento, éste lo paramos.

Los ciudadanos claro: no vi allí a ningún representante político de este sistema.

De vuelta a casa, el soniquete de Cataluña y la “recuperación” tan vigorosa que estamos experimentando, sin que nadie de a pie se entere.

¿En qué galaxias lejanas viven la “elite” española y la mundial?

Más tarde, en “Las mañanas de Cuatro” apareció un joven catalán, sobre cuya cabeza también pendía la espada del lanzamiento de su casa.

Y ayer, martes 30 de septiembre, Montoro presentaba sus presupuestos fundados en bases tan sólidas como que, al bajar el IRPF en la nada desdeñable cifra de 4.500 millones, la gente se iba a tirar compulsivamente a consumir; al consumir más se necesitará producir más, ergo más trabajo, ergo menos desempleo.

Vamos que la cosa iba a ir de cine en 2015.

Insisto. No sé en qué galaxia lejana viven estos PEPEROS GENOCIDAS.

Tampoco de dónde les viene la ciencia infusa, tan difusa, que les hace prever tanto con una simple bajada de IRPF, que ni siquiera devuelve a este impuesto al nivel en que estaba cuando entraron en el gobierno para bajarlos.

Cada día me dejan más atónita.

Aún hoy, no se han dado cuenta de la magnitud de esta crisis, que empezó en 2007 con las hipotecas basura en USA, y rápidamente se expandió a lo largo y ancho del planeta.

Ni los peperos ni nadie de quienes hoy se sientan en el parlamento de pacotilla que tenemos.

Y no me extraña nada. La NEOBURREZ es más NECIA de lo que pueda imaginarse.

Cuando crees que han hecho una gran barbaridad, te salen con otra trampa en el solitario.

Véase PIB.

La Trata de esclavas sexuales y el narcotráfico, que ni siquiera devengan un céntimo a Hacienda, están en el PIB.

Así, pues eso: se cumple con el objetivo de déficit porque aumenta en alrededor de dos puntos y medio el dichoso Producto Interior Bruto, pero que muy bruto con semejante salvajadas.

Y Draghi no para de darle a la hoja excel y crear más dinero de la nada, respaldado por la nada, para dárselo a la BANCA GENOCIDA, quien a su vez, se lo juega en la bolsa haciendo crecer otra burbuja de la que, supongo, pensará salir creando otra apostando por el chupachups.

Un decir.

La BANCA cumple comprando bonos de los estados.

Y ya está.

Bajan la prima, pero apenas se nota porque pagamos con deuda hasta la luz de los ministerios.

Lo que se recauda, poco, va directamente a pagar los intereses de los acreedores, que ni sabemos quienes son, ni algunos quieren conocerlos.

Pero se está poniendo nervioso el hombre de oro del BCE: ninguna de inyecciones de dinero cíber al sistema financiero financia nada.

Y el dinero puesto en septiembre para que los banqueros presten a la economía real, no lo han querido los susodichos.

Draghi lleva soltando tandas de 400.000 en 400.000 millones desde junio.

Pues en esta ocasión, subordinados al crédito a la economía real, la BANCA GENOCIDA no ha cogido más que 80.000.

Que no están por la labor.

Lo suyo es jugar a la ruleta rusa con la vida de la gente, léase hipotecados o enfermos de hepatitis C, con quien la Mato hace trampas a costa del tiempo que ya no tienen muchos de ellos, en la fase terminal de la enfermedad.

Esto es un esperpento. Una serie de mala muerte con un guión pésimo que recurre a trucos baratos.

Tanto que tiene una que pellizcarse para saber que no es una alucinación de muy, pero que muy mal gusto.

Y ahí siguen. La deflación no estará técnicamente en España nunca: cuando haga falta, se sube la luz un once por ciento,  y zas, de “crecimiento negativo” a inflación de décimas.

Les oigo repetir que no hay deflación.

Ya.

Juegan con fuego con la osadía de los NECIOS PSICÓPATAS.

Y están cargando de leña sus piras en la plaza pública.